protección de diseños

DISEÑOS

El secreto está en la forma. Un diseño innovador es fundamental para competir en el mercado; solo si añadimos protección y defensa de nuestros diseños a nuestra estrategia comercial lograremos permanecer y liderar los diferentes sectores productivos.

Gestión de intangibles gestiona de manera ágil, efectiva y rápida la protección de sus diseños otorgándole el derecho exclusivo sobre la apariencia de la totalidad o de una parte de un producto, en particular, sus líneas, contornos, colores, forma, textura o materiales, ya sea del producto en sí o de su ornamentación.

Los diseños pueden ser bidimensionales o tridimensionales.

La duración de la protección es de cinco años contados desde la fecha de presentación de la solicitud de registro, y podrá renovarse por uno o más períodos sucesivos de cinco años hasta un máximo de veinticinco años computados desde la fecha de solicitud.

Un diseño industrial añade valor al producto, lo hace más atractivo y llamativo a los clientes y puede incluso convertirse en el principal motivo de compra del producto. Por lo tanto, la protección de los diseños valiosos suele ser una parte fundamental de la estrategia comercial de cualquier diseñador o fabricante.

Al proteger un diseño industrial mediante su registro en una oficina de propiedad industrial de ámbito nacional o regional, el titular obtiene los derechos exclusivos de impedir su reproducción o imitación no autorizada por parte de terceros. Se trata de una práctica que responde a la lógica empresarial, pues se adquiere el derecho de impedir su reproducción o imitación por parte de la competencia.

Gestión de intangibles presta servicios avanzados sobre protección de diseños en sectores tan variados como la joyería, el mueble, el sector textil o el agroalimentario.

proteccion disenos

Preguntas frecuentes

01

¿Qué puedo proteger mediante diseño industrial?

Como norma general un diseño puede consistir en: características tridimensionales, como la forma del producto; características bidimensionales, como los adornos, figuras, líneas o colores del producto; o una combinacions de las características mencionadas. Ejemplos archi conocidos son la forma de la botella de Coca Cola, o el estampado característico de los productos Louis Vuitton .

02

¿Por qué debo registrar el diseño de mis productos?

Al proteger un diseño industrial mediante su registro en una oficina de propiedad industrial de ámbito nacional, el titular obtiene los derechos exclusivos de impedir su reproducción o imitación no autorizada por parte de terceros. Se trata de una práctica que responde a la lógica empresarial, pues mejora la competitividad de una empresa.

03

¿Es caro registrar los diseños de mis productos?

No, en absoluto. Se trata del título de propiedad industrial más económico, por delante incluso de la marca. En una misma solicitud usted puede registrar hasta 10 diseños del mismo tipo de productos. (Joyas, Productos textiles, etc).

04

¿Cuánto tiempo tarda la tramitación del diseño industrial?

Actualmente los plazos son inferiores a la semana si la solicitud no sufre ninguna objeción.

05

¿Qué medidas debo de tomar antes de proceder al registro del diseño?

El requisito fundamental para la protección es que el diseño sea «nuevo». Un diseño que se haya hecho público, por ejemplo, por haber hecho publicidad del mismo en un catálogo de empresa o en un folleto, puede dejar de considerarse como tal, aunque esta publicidad haya sido realidad por la propia empresa pasando a ser parte del dominio público.

06

¿Cuánto tiempo dura la protección de un diseño industrial?

En España el registro de diseño se otorgara por cinco años a contar desde la fecha de solicitud de registro y podrá renovarse por uno o más periodos sucesivos de cinco años hasta un máximo de de 25 años computados desde esa fecha.

07

El diseño de mis productos ha sido realizado mediante la contratación de una empresa externa, ¿cómo afecta esto a mis derechos?

Si el diseño es obra de un diseñador contratado, los derechos por lo general serán propiedad de la empresa que haya encargado la realización del diseño.

En esos casos, se considera que el diseño se hizo para uso de quien lo encargo, quien por tanto será el titular. Sin embargo es conveniente dejar clara la titularidad de los derechos en el contrato suscrito con el diseñador ya que este podría beneficiarse automáticamente de la protección que otorga el derecho de autor.

Resolvemos todas sus dudas

Cuéntenos su caso y le asesoraremos sobre las acciones recomendadas para proteger los intangibles de su empresa